Turismo religioso en Jalisco: tres Vírgenes, tres Santuarios

El estado tiene tres santuarios, en los que la devoción mariana, es enorme y hogares de las tres virgenes más adoradas en el país.

0
277

Zapopan, Jalisco.- Para quien opte por venir a Jalisco movido por su fe, el estado tiene tres santuarios en los que la devoción mariana es enorme. Talpa, San Juan de los Lagos y Zapopan son hogar de tres de las advocaciones de la Virgen María más adoradas en el país, aparte de la Virgen de Guadalupe.

Las tres imágenes comparten la peculiaridad de su pequeño tamaño y la fama de ser muy milagrosas.



LA VIRGEN DE ZAPOPAN

Por estar en la capital del estado, la Virgen de Zapopan recibe miles de visitantes a diario, aún en la pandemia.

Conocida también como La Generala, a partir de la leyenda de que, durante la Guerra del Mixtón entre indígenas comandados por Tenamaxtli y las fuerzas del Imperio Español (guerra en la que, a resultas de las heridas recibidas al ser arrollado por un caballo, murió el célebre y sanguinario conquistador Pedro de Alvarado), el conocido únicamente como Fray Antonio, logró convertir al catolicismo a 6 mil naturales sin más ayuda que la imagen mariana, es la Patrona de Guadalajara.

La Virgen, se dice, también ayudó a la ciudad en varias epidemias que la azotaron en siglos pasados.

A la Virgen se le atribuye evitar las sequías del Lago de Chapala, sin cuya supervivencia Guadalajara simplemente moriría de sed, y tiene su fiesta mayor cada 12 de octubre, en que la imagen regresa a Zapopan tras su estancia en la Catedral de Guadalajara.

«El recorrido de la Romería fue declarado festividad Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en noviembre pasado (2019) por la UNESCO debido a la importancia cultural que sostiene. Cada año, las calles de Paseo Alcalde, avenida Juárez-Vallarta, avenida Unión, y Prolongación Américas se convierten en una fiesta para la Virgen y los fieles que la acompañan«, apunta el sitio http://visitjalisco.com.mx

La Romería, con el colorido de sus danzas y de las ofrendas de los fieles, convoca anualmente a millones de personas, con excepción de este 2020, que se realizó con un contingente muy reducido, y por televisión, lo que no obstó para que los fieles ignoraran los llamados a no salir a la calle a acompañar a la imagen.

LA VIRGEN DE SAN JUAN DE LOS LAGOS

Objeto de devoción de fieles de todo México, la Virgen de San Juan de Los Lagos llena de fieles la población homónima de Los Altos de Jalisco.

Su adoración comenzó en tiempos coloniales, y cuenta la conseja que un grupo de saltimbanquis estaba de visita en el poblado alteño, cuando una niña integrante de la compañía sufrió un muy grave accidente tras caer sobre espadas que eran parte de su acto.

La menor fue llevada prácticamente muerta a la capilla del Hospital de San Juan de Los Lagos, donde estaba la imagen desde 1526, por recomendación de la mujer del sacristán del adoratorio, quien aseguró que la Virgen sería capaz de revivirla.

Increíblemente, la niña comenzó a moverse de nuevo, y el milagro se difundió pronto por toda la Nueva Galicia, nombre colonial de la provincia formada por Jalisco, Colima y Nayarit.

En 1666, tras la fama de milagrosa de la imagen, se instituyó formalmente su celebración, que tiene su día el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

La Virgen llega a convocar en su santuario hasta 600 mil personas en un día.

LA VIRGEN DE TALPA

«Entramos a Talpa cantando El Alabado«, así enuncia una parte del cuento «Talpa» de Juan Rulfo en «El Llano en Llamas» la entrada de sus personajes al santuario mariano situado en la Sierra del Tigre.

La Virgen de Talpa, de acuerdo a su historia, es una imagen traída de Michoacán a Jalisco por indígenas tarascos en 1585.

La imagen permaneció prácticamente ignorada por casi un siglo, y cuando se le iba a enterrar envuelta en una tela por estar apolillada y muy dañada, en 1644, cuenta la leyenda que una luz muy intensa salió del envoltorio.

La imagen se transformó de una figura en deterioro a la actual imagen, y desde ese año empezó a convocar a miles de devotos.

La imagen de la Virgen del Rosario tiene cuatro fiestas durante el año: el Día de la Candelaria, el 2 de febrero; del 11 al 19 de marzo, en el novenario del Señor San José; el 12 de mayo, por la coronación de la Virgen del Rosario, y el siete de octubre, su fiesta principal.

En el sexenio de Emilio González Márquez se hicieron diversas adecuaciones en favor de los fieles que siguen la Ruta del Peregrino, misma que atraviesa varios municipios serranos y que mide 122 kilómetros, y convoca por lo menos 3 millones de personas al año.

Las adecuaciones incluyeron servicios básicos, miradores y santuarios.

Sus fieles caminan cientos de kilómetros desde todos los puntos de Jalisco para ir a rezar a la Virgen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here