Guadalajara, Jalisco.- Los últimos detalles, los acabados finos y la disimulación de los defectos tienen a la Línea 3 del Tren Eléctrico Urbano de Guadalajara, listo para su inauguración.

Todavía se ve al personal trabajando en las estaciones de la magna obra, aunque oficialmente ya está concluida.

Solo hace falta la voluntad política para que el funcional transporte entre en operación tras una larga espera de seis años de construcción.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez ha dispuesto que el funcionamiento del tren para que la ciudadanía pueda abordarlo dependerá de la fecha en la que el presidente Andrés Manuel López Obrador, pueda estar presente para inaugurarlo. Otras voces, particularmente de líderes de la sociedad, estiman que por respeto a los habitantes tapatíos, que han sufrido todo el proceso de la obra, debería ponerse en marcha sin un acto de relumbrón.

Y es que la infraestructura del tren ligero que inició con la primera obra el 7 de agosto de 2014 y estaba planeada a estar concluida en 2016, se fue prolongando por la mala planeación, el incumplimiento de empresas constructoras, los defectos de la obra, accidentes ocasionados por temporales de lluvia, los propios riesgos del trabajo, y finalmente por la pandemia de Covid-19.

Tampoco se terminó en marzo de 2018, como se determinó tras no concretarse la primera fecha pactada, y después de ello se dieron hasta cinco fechas diferentes entre 2019 y 2020 para su conclusión, ante el abandono del proyecto en varias ocasiones, la falta de recursos económicos ante el encarecimiento de los materiales y los cambios de gobierno en los niveles estatal y federal.

Pretextos no han faltado para que este proyecto basado en 21.5 kilómetros de recorrido, entre los municipios de Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque, se prolongara más de lo debido.

A unos días de su inminente inauguración, las 18 estaciones de abordaje -13 elevadas y 5 subterráneas- quedaron debidamente terminadas con lo que se beneficiará a por lo menos 4.5 millones de habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Atrás quedaron las disputas entre los gobiernos estatal y federal, entre funcionarios de distintos niveles y dependencias, los dimes y diretes, los caóticos cierres de vialidades, los comercios con cortinas cerradas y los daños estructurales a casas habitación, hoteles, templos y escuelas.

Con la operación de la Línea 3 del Tren Ligero se espera la reactivación de negocios que sufrieron grandes pérdidas económicas, la conexión rápida y el acercamiento a los destinos, pues se espera movilizar en este transporte a 233 mil pasajeros diarios.

Ahora solo queda la discusión del ornamento en los pilares del paso elevado del tren, entre quienes pretenden que se coloquen enredaderas y los artistas urbanos que apoyados por la Secretaría de Cultura, tienen programada una serie de pintas.

Por su parte, el Gobierno de Jalisco, repartirá esta semana 100 mil tarjetas electrónicas de transporte en forma gratuita para que habitantes puedan conocer y abordar los modernos vagones.

En contraste, el Colegio de Ingenieros Civiles de Jalisco, propone que el pasaje no tenga costo durante los primeros días de operación para que los usuarios conozcan y se acostumbran a la ruta con sus estaciones.

Una larga historia

El proyecto del tren urbano, en su tercera línea, que arrancó materialmente en 2014, estimó un presupuesto de costo final de obra de 17 mil millones de pesos, pero como suele ocurrir en las obras que se retrasan, la suma estimada se fue inflando en diversas ocasiones, primero hasta los 21 mil 300 millones de pesos a finales de 2016, luego a 24 mil millones hacia 2019, y finalmente, el costo total ronda el orden de los 34 mil millones de pesos.

Los primeros vagones que integrarían el tren llegaron a Jalisco en junio de 2018. Se montaron sobre el viaducto elevado en el inicio de la ruta en Arcos de Zapopan. Fue todo un acontecimiento. Ese mismo mes, se realizaron con emoción las primeras pruebas en las zonas terminadas por superficie. Después vendrían las pruebas en secciones del largo túnel que cruza el corazón de Guadalajara, bajo el Paseo Alcalde.

En octubre de 2018, derivado de la lentitud de la obra que finalmente no sería inaugurada, los primeros carros del tren fueron pintarrajeados por presuntos vándalos, lo que ocasionó la indignación de una parte de la población y el cobijo de autoridades municipales de Zapopan, por lo que estimaron que a los artistas urbanos le hacen falta espacios, y por ello, los jóvenes que fueron detenidos, debían reparar el daño y se les darían estímulos para llevar a cabo sus pintas en otros sitios.

Las campañas electorales de 2018 fueron aprovechadas para mostrar la falta de compromiso de las autoridades ante el incumplimiento de la obra.

Eran tiempos de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, como gobernador. Se anunció que el presidente Enrique Peña Nieto, llegaría a Guadalajara a inaugurar el tren urbano.

Sin embargo, el gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, denunció fallas en la infraestructura de la Línea 3 y arruinó la presunta apertura.

A través de análisis de especialistas, Alfaro aseguró que había defectos graves en en los neoprenos -amortiguadores neumáticos que evitan vibraciones entre columnas y las trabes- y calificó de engaño que fuese a ponerse en operación el servicio de transporte.

La Secretaría de Comunicaciones y Transporte, señaló que no había fallas alarmantes y que se entregaría un tren confiable.

El Colegio de Ingenieros, contradijo la versión de la dependencia, y señaló que debían sustituirse los materiales defectuosos, en total mil 500 neoprenos.

El hoy expresidente Enrique Peña Nieto, llegó a Guadalajara el 21 de noviembre de 2018, pero no fue para inaugurar la obra, sino “a declarar iniciados los trabajos de revisión”.

El entonces Presidente develó una placa en la estación elevada de Circunvalación y Ávila Camacho.

El mandatario justificó el retraso: “Fíjense ustedes, cuando han tenido su casa propia y la han construido, no tendrán que hacer alguna modificación algún arreglo, una vez que empiezan a habitarla. Pues lo mismo ocurre con las obras públicas, y por supuesto, lo importante no es señalar la falla, si no corregirla”.

El gobierno federal saliente registró la obra como uno de los 103 compromisos cumplidos, señalando la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que se requirieron de 1.5 millones de horas hombre y 55 mil toneladas de acero para terminar la Línea 3.

Al cambio de gobierno, Andrés Manuel López Obrador, en visita a Jalisco el 5 de abril de 2019, prometió que la conclusión de la obra estaba programada para diciembre de ese año.

Después se prorrogaría el plazo en diversas ocasiones.

 

Los inconvenientes

Uno de los aspectos que retrasaron seriamente los avances de la obra, además del incumplimiento de las empresas proveedoras y constructoras, fue la contratación de la máquina tuneladora que habría de ser bautizada como “La Tapatía” y que horadaría toda la ruta planeada como subterránea. El presupuesto y el tiempo de entrega se alargaron.

La tuneladora tuvo tres suspensiones de labores y un retraso total de seis meses, debido al agua que se encontraba a su paso tras un abundante temporal y las tuberías de agua potable y drenaje fracturados en el centro de Guadalajara.

Asimismo, “La Tapatía” sufrió la descompostura de una broca al chocar con una dura beta de piedra en el cruce de la ruta con la Calzada Independencia, hasta que el 24 de mayo de 2018, salió triunfante a la superficie, luego de desplazar más de un millón 900 mil metros cúbicos de tierra y escombro.

Los problemas que enfrentó la obra tuvieron efectos colaterales, como las más de 300 fincas que sufrieron daños no solo por las vibraciones, sino por las inundaciones que se registraron durante meses en las colonias Alcalde Barranquitas y El Santuario, lo que motivó la clausura de los trabajos de construcción de la Estación La Normal.

Los habitantes de prácticamente toda la ruta de la Línea 3 sufrieron por la afectación de su entorno urbano, con alcantarillas tapadas con tierra, rocas abandonadas, partes de calle sin pavimentar y deforestación.

Un parón significativo en todo el proyecto ocurrió, cuando culminaron las administraciones gubernamentales de Enrique Peña Nieto y de Jorge Aristóteles Sandoval.

Dejó de fluir el presupuesto del Gobierno Federal. La obra quedó en el abandono de diciembre de 2018 hasta marzo de 2019, cuando Andrés López Obrador, autorizó la entrega de recursos para cumplir con el compromiso. “¿Y por qué tenemos que terminarlo lo más pronto posible?, porque ha generado todo tipo de molestias”, reconoció el tabasqueño.

Durante la construcción del trayecto de concreto y la adquisición de los vagones, se advirtieron una serie de observaciones por parte de la Auditoría Superior de la Federación por casi 199 millones de pesos. Entre otras cosas, se habrían registrado pagos irregulares a empresas constructoras por casi 21 millones de pesos por obras no terminadas y otras que ni siquiera habían iniciado.

La revisión incluía los neoprenos de mala calidad que tuvieron que ser sustituidos a cambio de otros 2.4 millones de pesos.

Todavía el mes anterior, trabajadores de la construcción, amenazaron con dejar sus labores debido a que les debían parte de su sueldo de al menos cuatro semanas, por lo que algunos de ellos tuvieron que empeñar hasta las herramientas.

En cuanto a pérdidas del sector comercial, éstas se estiman en más de 750 millones de pesos por el cierre de establecimientos, la baja en las ventas y el desempleo de 2 mil 500 personas que dependían del funcionamiento de esos negocios, aseguró el presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Guadalajara (CANACO), Xavier Orendáin de Obeso.

 

NUMERALIA

Números Concepto
6 años Obra de contrucción
21.5 Kilómetros
18 (13 elevadas y 5 subterráneas) Estaciones
4.5 millones Habitantes beneficiados
240 mil Pasajeros por día
34 mil millones de pesos Costo de la obra
8 mil Empleos directos generados durante la obra
750 millones de pesos Pérdidas en comercios
2 mil 500 Empleos perdidos por la obra de construcción

 

Fuente: Investigaciones MetrópoliMx 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here