Guadalajara/Jalisco/Noticias.- Jalisco es uno de los estados que reportan mayor incidencia de cáncer de colon y las defunciones por este tipo de tumor representan, por lo menos, el 8 por ciento de las principales causas de muerte en la localidad.

El cáncer colorrectal, enfermedad que en México ocupa el cuarto lugar de cáncer más frecuente entre la población, es responsable de, por lo menos, 700 mil muertes al año a escala global.

Podría disminuir su incidencia si la población evitara factores de riesgo como una mala alimentación y mantuviera una dieta balanceada en fibra, verduras y frutas, así como reducida en carnes rojas y embutidos.

El Día Mundial Contra el Cáncer Colorrectal se conmemora el 31 de marzo,

La Dra. Vanessa García, Especialista en Oncología Médica, adscrita al Hospital Español y a la clínica oncológica ONCARE CDMX, expuso que el 95 por ciento de los tumores presentes en colon y recto comienzan en las glándulas que producen la secreción o moco que protege el interior de estos órganos.

Puedes leer también: https://metropolimxjalisco.com/con-funcion-de-lucha-libre-concientizaran-vs-cancer/

Cuando las células sanas se dañan, se producen cambios en su ADN y se transforman en células cancerosas.

Añadió que existe mayor riesgo de desarrollar este tipo de cáncer quienes padecen afecciones intestinales inflamatorias, como son colitis ulcerativas y la enfermedad de Crohn.

En México cada año se diagnostican alrededor de 15 mil nuevos casos. Se estima que, anualmente, por lo menos 6,500 personas mueren en nuestro país por esta causa.

La detección oportuna del cáncer colorrectal en etapas tempranas y el tratamiento adecuado ayudan a mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes. Al ser una enfermedad que tiene mayor incidencia en personas adultas, se recomienda que a partir de los 50 años acudan a realizar revisiones periódicas con un especialista. Principalmente si han llevado una vida sedentaria, si su alimentación ha sido poco balanceada y si tienen antecedentes de este tipo de cáncer en la familia”, destacó la Dra. García.

Los principales síntomas son fácilmente perceptibles: cambios en hábitos intestinales como la presencia de diarrea, estreñimiento o cambio drástico en la consistencia de las heces. Esto incluye sangrado al defecar, molestias abdominales que persisten como dolor, calambres o gases constantes, debilidad o fatiga, así como pérdida de peso inexplicable.

De acuerdo con la especialista, existen terapias biológicas como los anticuerpos monoclonales, en conjunto con la quimioterapia y la radiación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here