Guadalajara/Jalisco/Noticias.- El Gobierno de Jalisco se niega a recibir a los habitantes de los tres pueblos afectados por la construcción de la presa El Zapotillo para explicar y debatir los términos del acuerdo firmado con el estado de Guanajuato para repartirse el agua de ese embalse.

Existe un mandamiento judicial para que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro y parte de su gabinete, establezcan una mesa de trabajo con los habitantes de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, sin embargo, desde hace dos años, los funcionarios del estado han encontrado la forma de postergarlo.

En julio de 2019, se firmó el «Acuerdo de entendimiento relativo al aprovechamiento de las aguas del Río Verde«, entre los gobiernos de Jalisco y Guanajuato. Posterior a ello, el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, solicitó el encuentro con las autoridades a través de escritos entregados a todas las instancias oficiales del estado y federales.

Puedes leer también: https://metropolimxjalisco.com/mas-de-200-colonias-no-tienen-agua-en-la-zmg/

Ante la falta de respuesta, el comité interpuso y obtuvo un amparo para salvaguardar su derecho de petición. El gobierno de Jalisco, decidió combatirlo.

El Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito reiteró el fallo en favor de los habitantes de los pueblos afectados, el 20 de mayo, sin embargo, la administración estatal se niega a cumplir con el mandato judicial.

Jorge Gastón, secretario de Gestión Integral del Agua, contestó la petición de los pobladores con un oficio que exige que Beatriz Espinoza Íñiguez, quien presentó el amparo, compruebe jurídicamente que es «la presidenta del comité para acatar las medidas ordenadas por el tribunal«.

Los habitantes de los tres pueblos quieren debatir en una mesa técnica los argumentos de los gobiernos de Jalisco y Guanajuato para considerar que la presa es la solución a la crisis hídrica de los dos estados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here