Diputados desechan enjuiciar a gobernador, alcaldes y jueces de Jalisco

0
49

Guadalajara, Jalisco.- Aprovechando la distracción de la pandemia del Coronavirus, y en sesión extraordinaria, encabezada por la diputada Sofia García Mosqueda, la XLII Legislatura de Jalisco, decidió de desechar este jueves alrededor de 66 dictámenes de juicios políticos que se habían presentado entre 2010 y 2019, incluido uno contra el actual gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, cuando era presidente municipal de la perla tapatía.

Así, los diputados locales, tomaron la decisión de proteger las negligencias, ineptitudes y corrupción de servidores y ex servidores públicos de Jalisco, levantando el dedo para evitar a toda costa enjuiciar a políticos omisos y obscuros, sospechosamente un par de días después de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentara la petición de Juicio Político contra expresidentes en el Senado de la República.

Apenas el 15 de septiembre, la diputada Sofia García Mosqueda, había convivido con el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, en la ceremonia del Grito de la Independencia. Dos días después, sospechosamente, promovió eliminar los 66 dictámenes de juicio político contra funcionarios, alcaldes, jueces y hasta el propio gobernador, a pesar de que cobra un sueldo de 54 mil 534 pesos con 88 centavos cada quincena.


El dictamen más antiguo era en contra del ex auditor estatal, Alonso Godoy Pelayo, mientras que el referente a Enrique Alfaro Ramírez, se presentó en 2017 por la polémica que causaron algunas de las esculturas del programa de arte urbano tapatío, juicio que estuvo congelado durante tres largos años.

Asimismo, otro dictamen rechazado fue en contra de Luis Carlos Vega Pámanes, quien encabezaba el Supremo Tribunal del Estado de Jalisco, por la concesión privada que hizo del estacionamiento de Ciudad Judicial.

El todopoderoso magistrado en 2017, había intercedido directamente por la libertad de un delincuente con el entonces comisario de Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, cosa que éste dio a conocer. Poco después, una investigación periodística reveló que, en los 80’s, Vega tenía antecedentes penales por asalto, robo de automóvil y asesinato tras asaltar alcoholizado a estudiantes de la UdeG en las Facultad de Ingeniería y escuelas vecinas, robar junto a su cómplice un coche y en la huida atropellar y matar a una mujer.

El antecedente provocó la renuncia de Luis Carlos Vega Pámanes, mientras que los familiares de la fallecida, recordaron que nunca pagó por sus delitos.

El padre del pasado gobernador, Leonel Sandoval Figueroa, estaba también entre los dictámenes rechazados.

También fueron rechazados los dictámenes de juicio político en contra de Ismael del Toro en sus gobiernos tanto en Tlajomulco como en Guadalajara.

Asimismo, aparecía María Elena Limón, en Tlaquepaque, y Juan Antonio González, en Tonalá.

En esta polémica resolución, 17 presidentes municipales más también se vieron beneficiados por la decisión del Congreso Local.

Los diputados evidentemente nunca defendieron los intereses de la sociedad, a pesar de cada diputado local, cobra un sueldo de 54 mil 534 pesos con 88 centavos quincenal, según la nómina del Congreso Local, lo que se traduce a una percepción de 109 mil 069 pesos con 76 centavos mensuales por cada uno de los 37 legisladores que en su conjunto cuestan a los jaliscienses 4 millones 35 mil 581 pesos con 12 centavos, o bien, 48 millones 426 mil 973 pesos con 40 centavos al año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here