Guadalajara/Jalisco/Noticias.- Tras la evacuación de la manzana en la que está ubicado el Hotel One, frente a la Plaza de Armas, en el Centro de Guadalajara, por el riesgo de colapso, se teme que la Catedral de Guadalajara, pueda estar en una situación similar, al encontrarse sobre suelo poco estable.

Tomás de Hijar, presbítero y cronista, explicó que el subsuelo de la catedral, es de ceniza volcánica, que durante el proceso de edificación se traduce en Cal y arena amarilla. No hay roca en el subsuelo, salvo en algunas partes, para cimientos firmes.

La construcción de la Línea 3 del Tren Ligero, en las inmediaciones de la catedral, podría haber ahondado la porosidad de los cimientos de la Catedral de Guadalajara, cuyo riesgo crece, porque únicamente está «anclada» a la Plaza de Armas.

La catedral está rodeada de excavaciones subterráneas, túneles y estacionamientos.

La Arquidiócesis espera un dictamen de riesgo, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para ver el estado estructural de la Catedral de Guadalajara y edificios cercanos, como el Museo del Periodismo, ubicado sobre el paseo Fray Antonio Alcalde, que también sufrieron daños estructurales durante la construcción de la Línea 3.

Puedes leer también: https://metropolimxjalisco.com/la-cruz-de-plazas-del-centro-tapatio-atractivo-a-debate/

En días pasados, desalojaron el Hotel One y más de 20 locales comerciales ubicados alrededor del mismo, luego de que autoridades municipales detectaran riesgo de colapso por fallas estructurales provocadas por la construcción de la Línea 3 del Sistema de Tren Eléctrico Urbano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here