Guadalajara, Jalisco.- La mala planeación fue el distintivo del inicio del llamado “Botón de Emergencia” que entró en vigor este viernes por la noche y estará vigente hasta el próximo 13 de noviembre.

La única emergencia que vivieron lo habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara fue la de tratar de conseguir un transporte para llegar a su casa, después de salir de su trabajo.

La noche de este viernes todas las paradas del transporte público estaban saturadas de personas que pretendían abordar camiones, taxis o trenes ligeros.

Los habitantes de la urbe manifestaron su indignación por las molestias que causadas por la implementación del operativo sanitario, buscando evitar contagios, pero lo único que creó fueron mucho más aglomeraciones.


Las críticas fueron, casi todas, contra el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, responsabilizando de todo lo que estaba sucediendo:

 

 


No faltó quién se comparó como protagonista de una situación digna de película de zombies:


La pésima idea de no implementar un horario escalonado de salida de los trabajos fue destacada en Twitter:


La mañana de este sábado, en recorrido hecho por MetrópoliMX Jalisco, las avenidas sólo tenían presencia de coches, sin autobuses.

Increíblemente, había gente en las paradas de transporte público, esperando que pasara alguno.

Al parecer, no se enteraron que los fines de semana del botonazo no habrá ese servicio.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here